Reflexiones colectivas sobre la documentacion audiovisual de experiencias autogestionadas

Estas son las notas de sesión tomadas durante el primer modulo de “Documentando Autogestión”, las jornadas audiovisuales que estamos realizando en Intermediae de MataderoMadrid.

Aqui el programa completo

Tras el visionado de diversos materiales audiovisuales (un documental largo de tipo cinematográfico y algunos otros materiales cortos (o clips) de función comunicacional o testimonial, realizamos un coloquio con representantes de diversas experiencias y realizadores audiovisuales, profesionales o aficionad@s. Este grupo de reflexion nos permite analizar las obras presentadas, comaprtir experiencias e ir definiendo una serie de puntos a tener en cuenta cuando documentamos.

Estas notas sacadas de lso dias 27 y 28 de abril nos sirven de momento como texto preparatorio para el segundo modulo que realizaremos los días 1 y 2 de junio.

Posteriormente publicaremos todas las reflexiones en un documento final que sirva como guia para documentar adecuadamente las experiencias y procesos de autogestión.

Las notas estan en el orden en que se recogieron, para reflejar las derivas de la reflexion colectiva. Para hacerlas mas legibles les hemos dado algo de estilo procurando ceñirnos a lo alli expresado.

documentando autogestion intermediae 2016

Día 27:

Los documentales pueden mostrar facetas parciales de los espacios y experiencias, dejando otras sin exponer. Pueden faltar testimonios, archivos, contextualizaciones, etc

Para facilitar la realización de estos documentos audiovisuales (av) es importante que los espacios sociales u otras experiencias autogestionadas dispongan de material de archivo, tanto de su propio proceso como de campañas o incluso del entorno en que están situados.

Una manera de que cada espacio tenga recopilado su propio material, e incluso en proyectos transversales, es utilizar formatos de docuweb, donde se archivan documentos listos para el visionado, y más o menos contextualizados: los videos, fotos o audios de cada experiencia, a lo largo del tiempo.

Es importante que los documentos estén datados, porque los procesos pueden ser largos y las experiencias atravesar por momentos muy diferentes. La contextualización temporal es fundamental.

En el binomio documental-reportaje sobre realidades sociales nos encontramos con obras muy diferentes. Según criterios generales, el reportaje nos da información,datos, perspectivas, opiniones, etc que recogen lo que ocurre en un momento dado o nos da una visión histórica, más o menos objetiva. En cierto tipo de documentales se tiene una visión más subjetiva de su creador que intenta transmitir una idea o un discurso, o recoger un aspecto singular con sus significados.

En las experiencias de colectivos, está la dificultad de grabar asambleas. en parte por la legalidad de los espacios, en parte por los contenidos tratados, en parte por la privacidad de las personas, etc Respecto a este último aspecto, un material audiovisual puede verse en un espacio-tiempo en que la identidad social e imagen pública de una persona puedan verse comprometidas especialmente por sacarlas del contexto en que se grabó el audiovisual.

Podríamos hablar de “escenas invisibles” en las asambleas o grupos de trabajo, situaciones evitadas en la generalidad de los documentos audiovisuales sobre autogestión, en particular las referidas a conflictos serios e incluso comportameintos agresivos o violentos.

Partiendo de la propia experiencia del coloquio, algunso asistentes comentan que al volver a ver documentos grabados hace tiempo con personas que fueron protagonistas en su momento, aunque no aparezcan en los propios documentos, se dan “procesos recursivos”; se vuelve a retomar la experiencia, pasado el tiempo y en otras condiciones sociales, relacionales y personales.

Distinguimos tres tipos de estrategias discursivas:

  • la de hacer un guión previo, planificado, y acercarse a la experiencia y documentarla,
  • la de participar en la experiencia documentando y construyendo un guión sobre la marcha
    la de recopilar brutos grabados de forma independiente y/o con diversas intencionalidades y a partir de eso construir un guion; cabe aquí el trabajo con materiales ya editados con otros fines.

En algunas obras se aprecia una indefinición en el lenguaje y los contenidos que puede asociarse a una falta de planteamientos sobre a quién van dirigidas. en algunas circunstancias se considera importante definir antes un público al que se dirige la obra.

En algunos casos nos encontramos con trabajos av que han sido hechos desde un “time o site specific”, es decir obras para exponerse en un determinado espacio o evento o contexto expositivo determinado. En otros casos son obras “acontextuales”

Algunos espacios cuentan con cámaras de seguridad u otros dispositivos audiovisuales de vigilancia, y esto nos abre la perspectiva de documentar la autogestión y sus contextos desde el “cine-ojo”. A veces simplemente son cámaras instaladas ad hoc para un evento que registran lo que ocurre en su campo de vision-audicion.

Muchos materiales av existentes se centran en los espacios, las actividades, incluso los “personajes”. Se ve interesante explorar como objeto documental los modos de relación que se dan en estas experiencias, entre los colectivos, en la dinámica asamblearia, con el entorno de los espacios (como vecinos, comercios o bares, etc).

Los centros de autogestión ya no se justifican hoy día como espacios de producción cultural, esto fue algo nuevo que tuvo un momento histórico en el devenir de la ciudad y los movimientos sociales. Una vez que esto se realizó, han de crecer sus usos y su vida, la documentación ha de enfocarse también a la evolución de estos espacios y marcos de experiencias.

Se plantean algunas ideas a futuro, una especie de semillero de motivos documentales bajo al premisa de “estaría bien ahcer…”. Se plantea como ejemplo Tabacalera (madrid) 20 años después, el espacio, los colectivos y las gentes que en su dia iniciaron el proyecto y lo desarrollaron en sus primeros años. Se habla también de que algunos espacios se han documentado desde diversos ángulos, siempre en positivo y en lo que se ha logrado, pero hasta ahora no se han enfocado los aspectos de fracaso, y  en concreto se menciona Tabacalera como fracaso.

dia 28

Se plantea la necesidad de coherencia entre los propósitos del documentalista y los intereses de las entidades de gestión de los espacios.

Se vuelve a incidir en el tema de la privacidad de la imagen personal y en particular se debate sobre el hecho de que se vean las caras. Se plantea la conveniencia (incluso requisito si hay un permiso de grabación) de pixelarlas. Se insiste en las posibles consecuencias negativas de registrar la imagen personal, que pueda verse después fuera de contexto, y a lo largo del tiempo.  

Hay varios planteamientos sobre la pertinencia, o no, de requerir permisos de grabación dentro de los espacios o de algunas actividades realizadas en los mismos. Se formulan preguntas sobre la regulación de grabaciones: quien regula y como, los procedimientos para conceder permisos,…

Se plantea también que la cesión de derechos de imagen este sujeta a una valoración incluso económica, tanto para grabar el espacio como para entrevistar a miembros de los colectivos, etc. Se cobra por acceder, por tener un@ acompañante durante la visita, por dedicar tiempo a una entrevista, etc. Se distinguen distintos tipos de  documentalistas, y si sus finalidades son de ayuda a los espacios/colectivos. Se venden los derechos de imagen o de información propia (histórico). Todos estos factores pueden influir en la valoración.

Como caso aparte se debate sobre los periodistas y la realización de reportajes para medios de tv, diarios digitales, etc. Se discute sobre el estilo y contenido informativo, sobre condiciones que se puedan poner como pago de derechos, visionado previo de los reportajes, etc

Surge el tema de que en los documentos realizados desde los propios colectivos o por documentalistas ajenos al colectivo pero afines a sus valores, se tiende a utilizar lenguajes endogámicos, discursos como lugares comunes, que sirven a los propios colectivos y afines pero que no llegan a un público general. Entonces se plantea la necesidad de definir previamente el público al que se dirigen, tema que ya se trato tambien el dia 27.

En relación a esto se comenta cómo existe una gran diversidad de aceptación en los medios generalistas, canales de distribución, cadenas tv, donde hay público para todo, unos que puedan sentirse afines y otros no. Por lo mismo se plantea que un discurso demasiado general, demasiado neutro, puede no profundizar demasiado.

Se considera necesario trabajar con los tópicos sobre la gente que se va a vivir al campo, o sobre las idealizaciones de vivir en comunidad, etc. Básicamente se propone deshacer estereotipos y mostrar las experiencias desde multiples angulos.

A propósito de los materiales presentados por algunos colectivos presentes en el coloquio, se introduce la pregunta sobre el papel que juega el documental (u otros formatos) al verlo por los propios miembros de la comunidad que se documenta. Se plantea el tema del efecto positivo del espejo av, al verse personas o colectivos en un reportaje.

A partir de algunas experiencias audiovisuales concretas se habla del estilo de documental participado en la línea de “cine sin autor”. También se menciona una experiencia que surgio espontánea consistente en la documentación reciproca de un colectivo con otro.

Se revisita el diálogo sobre diversos modos de acercarse a la realización documental, desde el lado del documentalista. Se comenta el modus operandi de ir grabando y decidir luego qué hacer en el montaje.

Tratamos de forma especial el caso del documentalista que convive en el espacio y con la comunidad. Contamos con los testimonios de varios realizadores que han convivido en visitas cortas o en estancias de larga duración (a veces parte de becas o como miembros invitados o residentes), y otras veces son miembros estables de la comunidad que se interesan por la realización audiovisual.

documentando autogestion intermediae 2 2016

Este proyecto de investigación de Campo Creativo Cero, dirigido por Juanjo Díaz,  pretende indagar en los procesos de autogestión y crear recursos de libre acceso sobre este sistema de organización social. El proyecto plasma en la creación del Archivo de Documentación Audiovisual sobre Autogestión y la creación colectiva de una serie de elaboraciones conceptuales y de tipo práctico acerca de la documentación de   estas experiencias.

Para colaborar con el Archivo

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Reflexiones colectivas sobre la documentacion audiovisual de experiencias autogestionadas

  1. Pingback: Jornadas audiovisuales sobre autogestion – modulo segundo : okupación | CAMPO CREATIVO CERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s