entrevista sobre el frontón Arroka de Donostia

Castellano

Nuestro proyecto “el frontón vasco” intenta recoger la vida y la historia de los frontones a través de un enfoque postmoderno de la historia.

Entre las diversas herramientas que utilizamos está la entrevista antropológica.

En este post incluimos el audio de la entrevista que hizo nuestra colaboradora Irati Bergara a un vecino anónimo acerca del Frontón Arroka de Amara (Donostia). En la entrevista escucharemos hablar del frontón como espacio no sólo de juego sino como lugar de encuentro de personas del barrio, y como ésto, proporciona identidad al barrio y a los vecin@s.

La entrevista es de agosto de 2016 y la transcripción la publicamos (aquí). Ahora publicamos en audio. (La entrevista se hizo íntegro en euskera)

“El frontón vasco” es un proyecto colaborativo, abierto a que quien quiera pueda enviar fotos, artículos, entrevistas, etc. Si quieres colaborar envíanos material para publicar en tu nombre, (envíanos un mensaje).


Euskera

“El frontón vasco” proiektuaren asmoa frontoien historia eta bizitza jasotzea da, historiaren ikuspuntu postmodernoaz baliatuz.

Elkarrizketa antropologikoa da erabiltzen ditugun tresna ezberdinen artean bat.

Post honetan Irati Bergara gure laguntzaileak Arroka frontoiaren inguruan eginiko elkarrizketa sartuko dugu. Elkarrizketatuak jokorako soilik ez den espazio moduan deskribatzen du frontoia. Azoaren eta auzotarren elkartoki eta identitatearen parte den espazio bat dela deritzo.

Elkarrizketa 2016ko abuztuan egin zen eta (hemen) argitaratu genuen transkripzioa. Orain audioan argitaratzen dugu. (Elkarrizketa euskara hutsean egin zen)

Ir a descargar

“El frontón vasco” proiektua elkarlanean oinarritua dago; hortaz, argazkiak, artikuluak, elkarrizketak, etbar. bidali nahi dituen orori irekia. Parte hartu nahi izan ezkero bidali materiala zure izenean publikatzeko, (bidali mezu bat).

Anuncios

entrevista sobre el frontón de Plaza Kalegoien (Elgoibar)

Castellano

Nuestro proyecto “el frontón vasco” intenta recoger la vida y la historia de los frontones a través de un enfoque postmoderno de la historia.

Entre las diversas herramientas que utilizamos está la entrevista antropológica.

En este post incluimos el audio de la entrevista que hizo nuestra colaboradora Irati Bergara a Iñaki hablando sobre el frontón Kalegoien de Elgoibar como lugar de paso, centro de actividades del pueblo, partidos de pelota, etc.

La entrevista es de julio de 2016 y la transcripción la publicamos (aquí). Ahora publicamos en audio. (La entrevista se hizo íntegro en euskera)

“El frontón vasco” es un proyecto colaborativo, abierto a que quien quiera pueda enviar fotos, artículos, entrevistas, etc. Si quieres colaborar envíanos material para publicar en tu nombre, (envíanos un mensaje).


Euskera

“El frontón vasco” proiektuaren asmoa frontoien historia eta bizitza jasotzea da, historiaren ikuspuntu postmodernoaz baliatuz.

Elkarrizketa antropologikoa da erabiltzen ditugun tresna ezberdinen artean bat.

Post honetan Irati Bergara gure laguntzaileak Iñaki-ri eginiko elkarrizketa sartu dugu. Kalegoien frontoia herriko erdigunean dagoen espazioa izaki, herriko ekintza ezberdinen lekuko da, baita herritarren igarobidea eta pilota partiduak jolasteko tokia. Puntu hauek ardatz hartuta hitz egiten du Iñakik.

Elkarrizketa 2016ko uztailean egin zen eta (hemen) argitaratu genuen transkripzioa. Orain audioan argitaratzen dugu. (Elkarrizketa euskara hutsean egin zen)

 
Ir a descargar
“El frontón vasco” proiektua elkarlanean oinarritua dago; hortaz, argazkiak, artikuluak, elkarrizketak, etbar. bidali nahi dituen orori irekia. Parte hartu nahi izan ezkero bidali materiala zure izenean publikatzeko, (bidali mezu bat).

entrevista sobre el frontón de Mendaro

Castellano

Nuestro proyecto “el frontón vasco” intenta recoger la vida y la historia de los frontones a través de un enfoque postmoderno de la historia.

Entre las diversas herramientas que utilizamos está la entrevista antropológica.

En este post incluimos el audio de la entrevista que hizo nuestra colaboradora Irati Bergara a Alain, hablando sobre los recuerdos de su juventud relacionadas con el frontón Goñati de Mendaro.

La entrevista es de julio de 2016 y la transcripción la publicamos (aquí). Ahora publicamos en audio. (La entrevista se hizo íntegro en euskera)

“El frontón vasco” es un proyecto colaborativo, abierto a que quien quiera pueda enviar fotos, artículos, entrevistas, etc. Si quieres colaborar envíanos material para publicar en tu nombre, (envíanos un mensaje).


Euskera

“El frontón vasco” proiektuaren asmoa frontoien historia eta bizitza jasotzea da, historiaren ikuspuntu postmodernoaz baliatuz.

Elkarrizketa antropologikoa da erabiltzen ditugun tresna ezberdinen artean bat.

Post honetan Irati Bergara gure laguntzaileak Alain-i eginiko elkarrizketa sartu dugu. Mendaroko Goñati frontoiaren inguruan gaztaroan bizitako oroitzapenez harituko da elkarrizketan.

Elkarrizketa 2016ko uztailean egin zen eta (hemen) argitaratu genuen transkripzioa. Orain audioan argitaratzen dugu. (Elkarrizketa euskara hutsean egin zen)

Ir a descargar
“El frontón vasco” proiektua elkarlanean oinarritua dago; hortaz, argazkiak, artikuluak, elkarrizketak, etbar. bidali nahi dituen orori irekia. Parte hartu nahi izan ezkero bidali materiala zure izenean publikatzeko, (bidali mezu bat).

 

entrevista sobre el frontón de Zubieta

 

Castellano

Nuestro proyecto “el frontón vasco” intenta recoger la vida y la historia de los frontones a través de un enfoque postmoderno de la historia.

Entre las diversas herramientas que utilizamos está la entrevista antropológica.

En este post incluimos el audio de la entrevista que hizo nuestra colaboradora Irati Bergara a Mikel Bengoetxea, miembro de la asociación de rebote de Zubieta. Mikel nos habla de las características del la plaza de Zubieta, del juego de rebote que se practica en ella y del trabajo de la asociación para conservar tanto la plaza como el juego.

La entrevista es de julio de 2016 y la transcripción la publicamos (aquí). Ahora publicamos en audio (euskera).

“El frontón vasco” es un proyecto colaborativo, abierto a que quien quiera pueda enviar fotos, artículos, entrevistas, etc. Si quieres colaborar envíanos material para publicar en tu nombre, (envíanos un mensaje).


Euskera

 

“El frontón vasco” proiektuaren asmoa frontoien historia eta bizitza jasotzea da, historiaren ikuspuntu postmodernoaz baliatuz.

Elkarrizketa antropologikoa da erabiltzen ditugun tresna ezberdinen artean bat.

Post honetan Irati Bergara gure laguntzaileak Mikel Bengoetxeari eginiko elkarrizketa sartu dugu. Mikel Zubietako errebote elkarteko partaide da eta elkarrizketa honetan Zubietako plaza librearen eta errebote jokoarena ezaugarriez hari da, baita plaza eta jokoa bizirik mantentzeko elkartearen jardunaz.

Elkarrizketa 2016ko uztailean egin zen eta (hemen) argitaratu genuen transkripzioa. Orain audioan argitaratzen dugu.

Ir a descargar

“El frontón vasco” proiektua elkarlanean oinarritua dago; hortaz, argazkiak, artikuluak, elkarrizketak, etbar. bidali nahi dituen orori irekia. Parte hartu nahi izan ezkero bidali materiala zure izenean publikatzeko, (bidali mezu bat).

entrevista sobre el fronton de Villabona

Castellano

Nuestro proyecto “el frontón vasco” intenta recoger la vida y la historia de los frontones a través de un enfoque postmoderno de la historia.

Entre las diversas herramientas que utilizamos está la entrevista antropológica.

En este post incluimos el audio de la entrevista que hizo nuestra colaboradora Irati Bergara a Iñaki Lizaso, Joxean Jauregi e Imanol Arruti participantes de la Asociación de Pelota Behar-Zana de Villabona. Durante la entrevista escucharemos la historia del frontón de rebote de Villabona y su evolución hasta hoy en día, así como la conservación del juego de pelota en Villabona.

La entrevista es de noviembre de 2016 y la transcripción la publicamos (aquí). Ahora publicamos en audio. (La entrevista es íntegro en euskera)

“El frontón vasco” es un proyecto colaborativo, abierto a que quien quiera pueda enviar fotos, artículos, entrevistas, etc. Si quieres colaborar envíanos material para publicar en tu nombre, (envíanos un mensaje).

 

Euskera

“El frontón vasco” proiektuaren asmoa frontoien historia eta bizitza jasotzea da, historiaren ikuspuntu postmodernoaz baliatuz.

Elkarrizketa antropologikoa da erabiltzen ditugun tresna ezberdinen artean bat.

Post honetan Irati Bergara gure laguntzaileak Iñaki Lizaso, Joxean Jauregi eta Imanol Arruti-ri eginiko elkarrizketa sartu dugu. Hirurak Behar-Zana pelota elkarteko partaide dira eta elkarrizketa honetan Villabonako errebote frontoiaren historiari errepasoa egiten diote, sortu zenetik gaur egun arteraino. Gaur egun Villabonan pelota jokoa mantentzeko elkartearen jardunaz ere hari dira.

Elkarrizketa 2016ko azaroan egin zen eta (hemen) argitaratu genuen transkripzioa. Orain audioan argitaratzen dugu. (Elkarrizketa euskara hutsean da)

Ir a descargar
“El frontón vasco” proiektua elkarlanean oinarritua dago; hortaz, argazkiak, artikuluak, elkarrizketak, etbar. bidali nahi dituen orori irekia. Parte hartu nahi izan ezkero bidali materiala zure izenean publikatzeko, (bidali mezu bat).

entrevista sobre la vida de un frontón

Nuestro proyecto “el frontón vasco” intenta recoger la vida y la historia de los frontones a traves de un enfoque postmoderno de la historia.

Entre las diversas herramientas que utilizamos esta la entrevista antropológica.

En este post incluimos el audio de la entrevista que hizo nuestra colaboradora Irati Bergara a Mari Paz, hablando de frontones, juego de pelota, vida familiar, …en el barrio de Amara (Donostia).

La entrevista es de diciembre del 2016 y la transcripción la publicamos aquí. Ahora publicamos el audio.

Ir a descargar

“El frontón vasco” es un proyecto colaborativo, abierto a que quien quiera pueda enviarnos fotos, artículos, entrevistas, etc. Si quieres colaborar enviándonos material para publicar en tu nombre, envianos un mensaje

Frontón Amara, San Sebastian

Euskera

amara-zaharra-_1

Mi unión con el frontón Amara y con el mundo de la pelota es a través de mi padre. El era pelotari aficionado y siempre se movió en el mundo de la pelota y transmitió esta afición a la familia. Yo he crecido viviendo enfrente de éste frontón, mi padre nos llevaba a ver partidos de pelota y cuando empezaron a transmitirlos por la televisión en casa se veían casi todos los partidos de pelota. Después, me mudé con mi pareja a otra casa en el mismo barrio de Amara y dio la casualidad que la casa donde nos mudamos estaba pegada al frontón Arroka, el otro frontón del barrio de Amara.  Más adelante, tuve la suerte de tener tres hijos y esta afición también se ha transmitido a ellos. Esta afición y unión con la pelota, así como con la pelota en el barrio de Amara, de una manera u otra siempre a estado en mi familia.

En un principio, el barrio de Amara sólo tenía éste frontón. Cuando construyeron la casa Arroka número 2 el ayuntamiento recomendó construir un espacio recreativo, relacionado con el deporte y la socialización de los vecinos y vecinas del barrio y así construyeron el segundo frontón de amara.

Al mayor de mis tres hijos, se le veían maneras de jugar a pelota desde pequeñito. De hecho, el primer regalo que le hizo su abuelo fue una pelota. Le llevaba a ver partidos de pelota, a jugar a los frontones, etc.

Una vez, fue con su abuelo a un mercado que se celebraba en la plaza de Easo. Allí había un puesto donde vendían pelotas para jugar a pelota mano y también enseñaban cómo hacerlas. Mi hijo cogió una pelota mientras el abuelo le explicaba cómo se hacían, etc. El vendedor, que era amigo del barrio, le preguntó a mi padre por su nieto pues se dio cuenta que manejaba bien el bote. Mi padre le comentó que le gustaría que aprendiese a jugar pero que en el barrio no había nada, etc. y así hablando, entre ellos dos crearon la escuela de pelota de Amara.

A partir de este encuentro juntaron a amigos de la edad de mi hijo mayor y comenzaron a relacionarse con escuelas de pelota de otros barrios de Donostia y comenzaron a organizar campeonatos entre ellos. La mayoría de estos partidos se jugaban en el frontón de Amara, aunque cuando éste estaba ocupado se jugaba en el frontón pequeño o Arroka.

Cuando mi padre se jubiló dedico su tiempo a mejorar las condiciones del frontón Amara. Se pasaba horas tanto en el ayuntamiento como en la federación de pelota y así consiguió tapar el frontón para resguardarlo, colocar redes, colocar una puerta con temporizador para evitar la entrada de personas por las noches, pues muchas veces el frontón estaba descuidado para quienes iban a jugar a pelota por la mañana.

Del mismo modo dedicó su tiempo a la escuela de pelota de Amara. Consiguió involucrar a la sociedad gastronómica-deportiva Lagun-Artea de Amara que compró camisetas para los jugadores y entraron en los campeonatos recorriendo toda Gipuzkoa. Al principio eran 7 chaval@s con dos entrenadores; mi padre y Jon, el vendedor de pelotas del mercado de la plaza de Easo. Tuvieron ayuda muy diversa como un expreso vasco que comenzó colaborando desde la cárcel haciendo pelotas y cuando salió también continuó colaborando, así como personas que fueron objetores de conciencia que también estuvieron ayudando. En una época muy buena llegaron a ser unos 40 niños y niñas en la escuela. La escuela acogía a personas muy diferentes y les trataba como iguales. Por ejemplo, recuerdo el caso de Itxaso, una chica de Amara Berri que le gustaba mucho jugar a pelota y además era muy buena. Más o menos estoy hablando de una situación de hace 15 años. Itxaso jugaba a pelota y competía contra chicos y chicas indistintamente. No hacían distinción hasta una edad avanzada. Cuando llegó ese momento le hicieron decidir, si competía contra chicos en una liga o en otra donde jugaría con chicas, pero en realidad en ese momento no había suficientes personas inscritas cómo para competir. Desde la escuela, se opusieron a la decisión y se mantuvieron en que continuase jugando como el resto; y bueno, continuó y en dos ocasiones ganó el campeonato de Donostialdea.

En la escuela de pelota de Amara se juntaron chavales y chavalas del barrio y los que no eran también. Yo recuerdo que crearon un grupo muy diverso. Recuerdo también a un chico de una familia con pocos recursos. Comenzó a jugar en la escuela y cómo él cuidaba de sus hermanos pequeños, éstos venían con él al frontón y al final también ellos fueron parte de la escuela. Mi padre cómo antes he mencionado, consiguió que la sociedad gastronómica comprase las camisetas, y luego los padres de cada chaval también nos involucramos y participábamos de alguna manera; organizábamos los coches para llevarles a los campeonatos, hacíamos merendolas en el mismo frontón del barrio, etc. Hicimos bastante relación que aún hoy en día, aunque no nos veamos de igual manera, perduran.

Ahora, aunque ya no exista la escuela de pelota de Amara, cuando se celebra el memorial de mi padre, Federico Casanova, siguen viniendo de las escuelas de pelota de barrios de Donosti como Igeldo, Antiguo y Alde Zaharra.

Y bueno, casualidades de la vida siempre alrededor del frontón y la pelota. Muchas veces, me ha pasado, estando en casa, que mis hijos muy a menudo bajen al frontón sin avisar, de forma natural, como una espacio familiar más.

                                                                                                                               Mari Paz, diciembre 2016.

Plaza de rebote, Villabona.

Euskera

La plaza de rebote de Villabona tiene su historia. Alrededor del año 1870 la plaza tenía unos 45 o 50 metros de longitud y era pequeña para jugar al rebote. Una plaza de rebote, la actual, por ejemplo, tiene unos 70 metros. En aquella plaza, se mantenían de pie restos de dos casas que fueron quemadas durante la guerra. Los vecin@s de Villabona solicitaron a las autoridades demoler estas dos casas para ampliar la plaza. La razón de ésta petición en cambio no era para tener una plaza de rebote, sino para tener sitio para durante los días de mercado cupiese el ganado. El juego del rebote no era razón suficiente. Se cual fuere la razón, la petición fue aceptada y Villabona tuvo su espacio para construir una plaza de rebote. El frontis de la plaza está construida con la pared de una casa de aquella época. La parte de abajo es de sillería y por ello muchos dicen que es un frontis renovado, pero no, es la fachada original. Desde esta época la historia de la plaza de rebote de Villabona es muy larga.

Después de terminar la guerra civil, alrededor de 1942, aunque había una comunidad aficionada a la pelota no tenía mucho auge. El alcalde de entonces comunico a los aficionados de la pelota su intención de construir un quiosco de música en mitad de la plaza a no ser que volviesen a darle vida a la plaza. Así, se creo la asociación de pelota Behar-Zana y volvió a poner en marcha la pelota en Villabona. La pelota en Villabona tuvo éxito, sobre todo durante los 60 y 70. Por ejemplo, el equipo de Villabona ganó en cuatro ocasiones el campeonato “Enrique Abril”, que era importante.

Éste éxito les avaló y hasta ahora no ha habido iniciativas institucionales para construir otra cosa en lugar de la plaza de rebote. Es verdad, que otra muchas actividades del pueblo se hacen en la plaza y esto estropea las paredes, el suelo, etc. Y yo cómo veo la plaza como un lugar de juego de pelota lo veo bastante descuidado.

Una singularidad del frontón era que se jugaba al rebote sin red. Normalmente, cada vez que se festejaba algo en el pueblo se hacía con un partido de rebote. Un año, se celebró la apertura de la sucursal de la Caja de Ahorros de Guipúzcoa con un partido de rebote. En aquel partido una chica sufrió un pelotazo y se rompió la nariz. El responsable de la caja de ahorros se hizo cargo de todos los gastos que éste accidente generó y solicito que se pusiera una red para los partidos de rebote, y así fue cómo la plaza de Villabona tuvo red. Hoy en día, también se continúa celebrando con un partido de rebote. Aunque, el rebote no tiene tanto seguimiento como antes, se mantiene el equipo y alrededor de la pelota se mueven unas 120 personas.

Muchas veces me pregunto, ¿cómo se ha conservado el rebote durante tanto tiempo en Villabona? 133 jugadores de cesta punta profesional han salido de Villabona, todos ellos, tuvieron como base el juego del rebote, y yo creo que esto ha tenido que ver en la conservación de éste deporte. Los pelotaris que aquí jugaban a rebote eran fichados para jugar a cesta punta primero en Madrid y Barcelona y después en América. Estos pelotaris, cuando volvían de vacaciones o tras haberse jubilado, como volvían con mucho dinero organizaban apuestas y partidas de rebote. Y yo creo que esto ayudo en la conservación del deporte. Angelito Ugarte, una persona carismática, consiguió su pase a América porque fue visto jugando un partido de rebote en Villabona. Como en el caso de Ugarte, muchos pelotaris procedían de tradición familiar. 

 Otra curiosidad. En la fiestas del pueblo, el partido de rebote se jugaba a las 12 junto con el rezo del ángelus. Pero la misa era a las 11:30 de la mañana terminado sobre las 12:30. Bueno, pues una vez terminado la misa y con el cura en la plaza, un aguacil retrasaba la hora y colocaba el reloj a las 12, para rezar el ángelus y comenzar el partido de rebote a su hora.

 En 2009 construyeron el nuevo frontón. Hasta entonces, el frontón de pelota mano estaba en la plaza de rebote. 1932 construyeron el frontón para la pelota mano aprovechando el frontis para el rebote como pared izquierda para la pelota mano. El frontis del frontón para la pelota mano ya no existe hoy en día. La piedras dónde se colocó el año de construcción fueron movidas al frontón nuevo. En la misma plaza, cuando existía el matadero, también se formaba otro frontón para el juego de pelota a mano. Era muy corto y los vecin@s del pueblo utilizaban éste para jugar. Era conocido como “la motza de Villabona”.

Hasta 2009 los espacios para jugar a la pelota estaban juntos en el centro del pueblo. Ahora no y por ejemplo, a la plaza han comenzado a darle otros usos, como campo para jugar a futbol o baloncesto. Permanecen durante todo el año las dos canastas y las porterías. Esto ha dificultado por ejemplo los entrenamientos de rebote, ahora sólo pueden entrenar dos veces por semana en días programados de antemano y siempre con un monitor-entrenador.

 A mí me parece, que ahora no tienen en cuenta la ubicación del frontón a la hora de construir. Si el frontón hubiese sido renovado en la plaza tal vez se facilitaría que la gente se acercase más a la pelota y sus distintas modalidades. Es más, me parece que desde que ya no está el frontón en la plaza, ésta también a perdido cierta vida. Es verdad, que durante las fiestas los conciertos se celebran en la plaza, las txosnaz también se ubican ahí, el mercado también, etc. Pero en el día a día, el ocio se hace alrededor de los bares y alrededor de la plaza hay pocos bares, con lo cual los vecin@s nos juntamos en otros espacios.

Es verdad, que hubo una tentativa de construir una plaza de rebote en otro lugar. Desde mi punto de vista, podría haber pasado dos cosas: o el rebote dejaría de existir por estar lejos del centro o por el contrario, al tener más flexibilidad y libertad para entrenar (por horarios) enganchar a más personas.

Cómo hemos dicho antes, alrededor de 120 personas están cerca del mundo de la pelota en Villabona. Todos comienzan jugando a pelota mano y después si quieren pueden varias de modalidad. Para jugar a rebote es necesario tener 16 años, con lo cual, los que quiere probar esta modalidad a los 10 años comienzan jugando “joko garbi”, que se convierte en la base para el rebote. Hoy en día son 12 chicos y chicas quienes juegan a “joko garbi” o rebote. La verdad, nos cuesta bastante motivarles o animarles a probar otra modalidad diferente al de pelota mano. Por un lado, son juegos que se ven menos y logísticamente suponen mayor esfuerzo pues la mayoría de los partidos se juegan en Iparralde. Los niñ@s quieren competir en campeonatos, esto les ayuda a mantener las motivación, y ante las dificultades deciden hacer otros deportes. Por otro lado, también considero que no estar el frontón de pelota a mano y la del rebote juntos puede influir también.

 Me acabo de acordar  que en los años 70, en mitad de la plaza de rebote había un espacio para las pruebas de bueyes. En aquella época, al rebote se jugaba sobre arena y al esparcir la arena sobre la cancha se tapaba lo que estaba preparado para los bueyes, aunque a veces influía en el juego si tocaba en alguna esquina. Así que, desde entonces, la plaza de rebote tiene diferentes usos.

Jauregi ha organizado campeonatos, entrenamientos, etc. durante 25 años. Recuerdo que la primera vez que jugué un partido de pelota mano en Villabona fue en el frontón antiguo y Juregi me replico haberme pasado de una marca. Después, cuando ya decidí entrenar y llegué al frontón me encontré que él iba a ser mi entrenador. Ahora nosotros, hemos cogido es testigo y organizamos campeonatos de pelota mano, entrenamientos, etc.

He recordado otra anécdota sobre el juego de rebote. Después de la segunda guerra mundial, alrededor de 1950-1952, un barco atracó en el puerto de Donosti y les llevaron a todos los marines a ver una partida de rebote, esta vez al frontón de rebote de Donostia.

Muchas veces llego al siguiente pensamiento;  aquí dicen que el juego de la pelota es vasca, pero el juego de la pelota es mundial, el juego de la pelota vasca es una modalidad. Por ejemplo, hace casi 20 años viajé a Holanda por una exhibición de “joko garbi” que hicimos en la federación de pelota de Holanda, que entonces tenía 100 años y la de aquí 70. Entonces, ¿ la pelota es de aquí? Depende de la modalidad. En México se juegan de 30 modos diferentes, en Bolivia tienen otro modo y en Cuba encuentras frontones de 22 metros en cualquier esquina y juegan con pelota de goma y dándole con el puño.

Noviembre 2016,

 Iñaki Lizaso, Joxean Jauregi e Imanol Arruti (Asociación de pelota Behar-Zana)

                                   

 

                                                                      

Frontón Arroka (II)

Euskera

arroka-2

Sobre la vida del frontón Arroka; juego de la pelota y más.

El 9 de noviembre estuve en la asamblea abierta que los vecinos y vecinas de Amara viejo, convocado por la asociación Amara Bai, organizaron. El objetivo era poner en conjunto las acciones a tomar para evitar el derribo del frontón txiki o frontón Arroka.

M.P. vecina de este barrio me invitó a juntarnos allí. Yo había contactado con ella para recoger su relato sobre el frontón grande, frontón Amara Zaharra y el frontón Arroka como parte del proyecto el Frontón Vasco de Campo Creativo Cero.

En verano fue la primera vez que me acerqué a este frontón para conocerlo, sacar fotos y buscar alguna persona que quisiera contar su relato, historia y/o relación con el frontón. Tuve la sensación de encontrar un lugar que no sólo es un frontón donde se juega a pelota, sino algo más. Se respiraba significado y unión, lugar de encuentro y relación entre personas, vecinos y vecinas.

Ese día fui más consciente que el frontón en sí, son dos paredes; frontis y pared izquierda. Pero el juego, el encuentro, se da en el espacio vacío que estas dos paredes delimitan y que en ese espacio vacío tiene cabida, lugar, cualquier actividad, conversación, unión, descanso, etc.

Esta sensación fue corroborada cuando de la mano de Kaxilda, organizaron el 3 de noviembre una charla con Iñaki Uriarte, arquitecto que estudia los frontones, en el mismo frontón, convirtiéndose éste para este caso en escenario o salón de eventos. En su exposición encontré fotos de personas descansando en la sombra que las paredes de frontón creaban, dibujando sobre le suelo, jugando a pelota, etc. Como el mismo arquitecto declara, el frontón se convierte también en plaza; ¿y la plaza qué es más que espacio vacío donde se da la vida?

M.P. me comentó que en la primera asamblea se juntaron unas 200 personas en el mismo frontón; ese espacio vacío donde por ejemplo, para esa ocasión se ocupo y se creo una asamblea. Para esta segunda asamblea el tiempo no acompaño y nos pusimos a resguardo en la librería Kaxilda. Los vecinos y las vecinas allí reunidas mostraron preocupación por el proyecto de construcción de San Bartolome, pues en un principio, en ese plan, se conservaba el frontón y parece que ahora esta en peligro. Las personas que allí estuvieron quieren conservar el frontón por diferentes razones: por ser una instalación deportiva, un lugar de encuentro intergeneracional, símbolo de identidad del barrio, lugar donde celebrar las actividades festivas, donde juegan lo niños y las niñas, núcleo original del barrio de Amara, medio de protección acústica para disminuir el ruido de los vehículos que circulan en la carretera adyacente, etc. Además de optar por la conservación del frontón, las y los vecino, pedían información y mayor claridad al ayuntamiento, pues no fueron informados ni preguntados para conocer de cerca las necesidades reales de los habitantes de esta parte del barrio.

La asamblea terminó con personas involucradas para trabajar en diferentes aspectos para difundir esta noticia y buscar apoyos en contra del derribo del frontón.

 

                                                                                                          Irati Bergara, noviembre 2016.

Plaza libre de Zubieta

Euskera

La característica más importante de este frontón en realidad es que no es un frontón sino una plaza libre. Consecuentemente, los juegos que se practican en estas plazas son muy especiales: “Joko garbi” y rebote.  En Gipuzkoa, existen tres plazas donde se juega a estas especialidades en Villabona, Oiartzun y aquí, en Zubieta.

El juego rebote, fue uno de los juegos más principales en Euskal Herria durante el siglo XIX. El juego de pelota que hoy en día conocemos se juega en un frontón delante del frontis. En cambio, en el rebote, el juego es directo ya que dos equipos juegan uno delante del otro. Esto es una característica importante, se juega por equipos. En Gipuzkoa, antes existían entre 15 y 20 plazas donde se podía practicar este juego, hoy en día, como antes he mencionado, quedan sólo tres. El juego del rebote, en sus inicios, se jugaba en el monte. Lo llamaban “bote luzea” (bote o pase largo). Jugaban entre dos equipos colocados frente a frente. Poco a poco se fue extendiendo a las plazas, después vinieron las paredes y más tarde en vez de jugar sólo con las manos introdujeron la cesta o la herramienta que hoy en día se usa. Así ha sido el desarrollo del juego del rebote.

Yo he jugado durante 15 años cuando era joven en este plaza y ahora participo de la asociación de rebote de Zubieta. Nuestro objetivo es mantener el juego de pelota, rebote. Hoy mismo hay un partido de rebote entre Oiartzun y Zubieta.

El objetivo mayor de la asociación es mantener la plaza, pero para ello es imprescindible mantener el equipo. Sino hay equipo tal vez, algún día, venga alguien diciendo que en esta plaza van a construir un quiosco, por ejemplo. Esto mismo a pasado con muchas plazas en Gipuzkoa y han construido parkings, etc. Zubieta es un pueblo pequeño y vive poca gente, pero aquí continuamos, mantenemos un equipo y a ver sí así podemos difundir el juego y la plaza.

Tengo un recuerdo especial de hace más o menos 25 años. Yo jugaba entonces, y jugamos un partido especial para unos Japoneses que vinieron en autobús hasta Zubieta, para ver, la plaza y el juego. Hicimos una exhibición.

MIKEL, 15 de julio 2016