notas del taller #DocumentandoAutogestion impartido en Etopia-Zaragoza, febrero2017

Los días 20 al 24 de febrero del 2017 realizamos un taller intensivo en Etopia (Zaragoza) organizado por la fundacion Zaragoza Ciudad del Concimiento. El taller fue impartido por Juanjo Díaz responsable del proyecto.

A lo largo de los días tratamos diversos temas según un programa dialogal resultado de una propuesta nuestra y las necesidades emergentes por parte de los participantes. El taller fue práctico y ajustado a los asistentes.

Muchas de las reflexiones abundaron en temas ya tratados en las jornadas anteriores. Recogemos solo las aportaciones nuevas.

Sobre la documentación de encuentros y jornadas, resaltamos el valor que tiene un registro-ojo (grabación tal cual, continua e integra, el observador total) en el sentido de que las personas que no hayan podido asistir tengan la oportunidad de seguir los encuentros, conferencias, mesas redondas, coloquios, etc.
Lo vemos tambien importante como archivo en sí mismo y como referencia de posición histórica a lo largo de un proceso

Sin embargo, consideramos que es un material con poco atractivo para quienes no estén especialmente interesados en el evento concreto de que se trate; son grabaciones largas, a veces de dos horas o más, carentes muchas veces de cambios de perspectivas, sin dinamismo, sin recursos estéticos, que requieren una atención sostenida si se quiere seguir el contenido de lo dicho.

Es más probable que alguien quiera escuchar una parte del evento, bien porque lo que más interesa es la intervención de un ponente concreto (o lo que representa) o porque hay diversas secciones e interesan más unas que otras.

Por eso, para este caso vemos muy necesario incluir un fotograba de texto al principio, a modo de indice, con los minutos de cada sección, ponente, intervencion, etc Aunque muchas plataformas como Youtube tienen la opción de incluir esa info en texto, y así sirve a efectos de búsquedas e indexados en la web, es mejor que quede en el propio video como ayuda al que lo ve, pues no siempre se accede a los videos desde la propia plataforma sino a traves de otras rrss y ahí no se lee la info complementaria.

Nos pareció muy necesario incluir titulos, subtítulos o logos sobreimpresos, incluso con marcas de agua, según el caso a lo largo de todo el video, para contextualizar el evento y como referencia de identidad-marca de los organizadores o entidad de referencia.

Tambien vemos muy importante en estos materiales, el uso de cintillos de texto que expliquen o contextualicen lo que se ve/oye en el momento. Toda esa información complementa el registro directo.

En cuanto a planos vimos la diferencia entre recoger solo la mesa o recoger mesa y publico (en el caso de un coloquio) para transmitir la idea de dialogo.

Por el interés de algunos asistentes, y gracias al conocimiento de unos y de otros, dedicamos un tiempo a comentarios técnicos sobre las grabaciones. Van a continuación.

Es muy importante asegurarse de que el sonido va bien. Lo ideal, si se usa micro de sala es sacar una toma de la mesa de sonido a la cámara, si ésta tiene esa opción.
La otra es llevar un micro con cable, lo largo que se necesite, hasta la mesa o escenario.
A poca distancia y con un micro direccional puede valer también.
En algunas cámaras hay un buen micro que puede servir, con calidad de sonido, si la sala no tiene reverberaciones, el sonido no se acopla, no hay ruidos de ambiente o ruidos parasitos, etc
También puede valer una grabadora independiente pero en este caso hay que usar claqueta (o palmada) para acoplar en edición el video o audio del video con el audio de la grabadora (usando en edición el pico de las gráficas cuando suene el clac).

En las entrevistas comentamos la importancia del ángulo de toma del entrevistado. Los primeros planos transmiten mas cercanía y humanizan el video. Especialmente los ojos. Los medios y lejanos lo distancian y objetivan y este efecto puede ser lo que se busque comunicar con la imagen.

Vemos casos de diversos encuadres, con el busto o cara completos, y tambien cuando se corta por un lateral o la parte superior.

Repasamos los efectos de picado y contrapicado, tomas de travelling circular, etc. tambien vemos algún caso de entrevista en que se graba al entrevistador y entrevistado o a veces pequeños grupos charlando.

Comparamos diversos fondos, de telón de fondo neutro, de telones iinfograficos (evento, logos, etc), de ambiente, de personas, señalando lo importante que es que no distraigan el foco principal del entrevistado.

Relacionado con las entrevistas o grabaciones de personas en sus actividades o en los espacios que se quieran documentar, debatimos sobre derechos de imagen. Es importante tener en cuenta que no se sabe la trascendencia futura que pueda tener un documento grabado hoy. Además de temas ya vistos en las jornadas anteriores, aquí concretamos sobre cómo formalizar permisos y autorizaciones escritas de las personas que se graban. Un tema a considerar con sumo cuidado es la grabación de menores. Se necesita la autorización parental, y de ambos en caso de estar separados.

Volvemos al tema técnico del sonido de las entrevistas, y recogemos el micro de solapa (con petaca inalámbrica o cable), el direccional conectado por cable a la cámara o integrado en la camara, pértiga, o micros generales de cámara (la opción menos deseable pero a veces es la única diponible).

Para una grabación estable con cámaras medianas, o incluso handycam se recomienda usar un trípode para video aunque muchas veces se usan los de fotografía porque son los disponibles.

Hay que pensar antes el tiempo que se va a grabar y preparar baterías y tarjetas. Hay que recordar que normalmente las réflex que incluyen opción video se paran cada cierto tiempo y hay que reanudar lo antes posible sin perder demasiado contenido. Disponer de dos cameras es muy útil en estos casos para cubrir la interrupción con el trabajo de edición.

Tanto en las grabaciones de eventos de escenario o mesa como en las entrevistas, a veces se graba con móviles. Conviene usar trípode y si se puede un micro conectado al movil.
Reflexionamos sobre la grabación horizontal o vertical. Una vez grabado no tiene posibilidad de cambio. Si grabamos en vertical quedan dos bandas negras, anchas, a los laterales. A veces es una simple pifia por descuido, a veces un efecto estético buscado, y a veces se usan los espacios laterales para meter ahí, en edición, otras imágenes o texto explicativo, títulos, palabras clave, etc

Comparamos materiales de registro-ojo con una sola cámara, en una sola posición, y otro material con dos cámaras o incluso una sola cámara que cambia la perspectiva al cambiarse de lugar en diversas intervenciones de una mesa, lo que agiliza el visionado.

Sobre el documento audiovisual que muestra espacios, vemos diferencias entre materiales que lo muestran tal cual, en una especie de recorrido visual, o a partir de un evento con diversas localizaciones, y otros que usan entrevistas, material de archivo, animaciones o infografias, etc.

Desde la perspectiva del análisis de contenido, vemos un par de ejemplos sobre el mismo evento, donde se realiza un montaje a partir de fragmentos y en los que se transmiten mensajes, perspectivas y discursos completamente distintos, que apuntan a objetivos y valores diferentes e incluso discordantes.

Aun siendo un tema ya tratado en las reflexiones del 2016 volvemos a procesar criterios sobre como elaborar un mensaje cuando se pretende crear un discurso o una narrativa sobre un espacio, una experiencia o un proyecto. Y la importancia que tiene pensar previamente en el publico al que va dirigido y el medio que vamos a usar para difundirlo.

Respecto a la documentación a partir de una ficción vemos algunos casos prácticos y vemos que es un estilo en general más atractivo que un documental expositivo, entre el reportaje y el documental de idea/autor.
El gran inconveniente es que se necesitan muchos mas medios: guión, interpretación, cámaras y accesorios, etc
Pensamos en algunas experiencias de colectivos donde todos esos factores ya se contienen y una ficción podría ser una obra colaborativa en que participen guionistas, realizadores, grupos de interpretación, decoradores, vestuario, etc. Más allá de la producción audiovisual, la experiencia es de gran utilidad para la cohesión e identidad del colectivo.
Caben también aqui todas las lineas de trabajo de cine popular, cine sin autor, cine comunitario, etc

Un siguiente tema gira en torno al formato. Destacamos el valor de las series, y de las web-series, incluso sin un plan cerrado, o sea que se van acumulando capítulos sobre la documentacion de un proceso, de una serie de experiencias, etc La web-serie puede tener un sentido cronológico o no, es decir seguir una linea de tiempo o ser simplemente facetas en que la continuidad en el tiempo no es relevante.
La ventaja de trabajar con capitulo cortos es que permite acometer proyectos de envergadura asumiéndolos por tramos.

También sobre este aspecto consideramos las audiencias, ya que en muchos casos se tiende a producciones audiovisuales breves, fáciles de ver aprovechando ratos, sin que haya que interrumpirse en una narración larga.
La web-serie tiene ademas la ventaja de crear amigos, seguidores, etc en rrss. Cada nuevo episodio es un motivo de relanzamiento y el trabajo con esta perspectiva requiere un enfoque de fidelización, de crear seguidores, etc. En estos casos generar la expectativa del siguiente capitulo es muy importante.

En cuanto a la financiación, damos un repaso a los aspectos comerciales de las producciones profesionales, y sus estrategias de financiación, subvenciones, premios en festivales, etc.
En otro tipo de producciones vemos la importancia de la difusión de las creaciones en encuentros, jornadas, etc. Un tema especial fue el crowdfunding y el crowdsourcing.
La financiación resulta fundamental si el proyecto se quiere profesionalizar por darle mayor calidad AV. Esto requiere medios y normalmente gastos.

Vemos tambien la diversificación de lenguajes audiovisuales y apuntamos a la experimentación con dibujo narrativo, animación digital, stop-motion, video dibujo, y otras formas expresivas.

Volvemos a otro tópico ya considerado en la muestra anterior, la clásica divergencia en el mundo del documental, sobre si hacer un guión previo o ir construyendo sobre lo grabado y el devenir del proceso. En esta ocasión, subrayamos la importancia del curso de los acontecimientos en la realidad que queremos documentar. Estos son en ocasiones el autentico motor del proyecto, los que generan en si mismos la tensión narrativa, los disparadores o disruptores, etc. Vemos un caso práctico y lo desentrañamos a través del making-off con su realizador.

En muchos casos el guión es importante y en otros lo es la edición (montaje). El guión parece mas viable de hacerse colectivamente pero no tanto el montaje-edicion que parece dar lugar a más conflictos, discrepancias, etc.

En un sentido pragmático surgen algunas cuestiones respecto a la participación de los colectivos.
Una de ellas se refiere a cuando el colectivo, proyecto, etc ya tiene materiales audiovisuales de presentación-identidad (quienes somos) y de “marketing institucional”. En estos momentos su propia dinámica como proyecto les requiere documentar algo más interno, contando “cómo somos por dentro, como funcionamos, como interactuamos entre nosotr@s”, etc. Surgen así ideas sobre las narrativas consensuadas, las entrevistas en profundidad, los grupos de reflexión, y otros recursos de guión.

Por otra parte, se plantea que cuando un colectivo o proyecto aún nos se ha lanzado a documentar su experiencia, y ademas no tienen recursos técnicos, materiales y/o humanos para hacerlo, lo primero que necesitan es formarse en realización audiovisual. Perfilamos que un curso de video puede ser el desencadenante de un primer trabajo documental, a modo de ejercicio práctico, incluyendo guión, realización y edición.

Entre las reflexiones finales, surge la preocupación de que la mayoría de estas producciones audiovisuales de colectivos, cuando no son obras cinematográficas, suelen publicarse en redes sociales y la pregunta surge sobre qué nos deparará el futuro en cuanto a la conservación de estos materiales. La historia requiere testimonios.


Este proyecto de investigación de Campo Creativo Cero, dirigido por Juanjo Díaz, pretende indagar en los procesos de autogestión y crear recursos de libre acceso sobre este sistema de organización social. El proyecto se plasma en la creación del Archivo de Documentación Audiovisual sobre Autogestión y la creación colectiva de una serie de elaboraciones conceptuales y de tipo práctico acerca de la documentación de estas experiencias.

Para consultar el archivo en progreso:
https://campocreativocero.wordpress.com/proyectos/autogestion/documentando-autogestion-archivo-en-progreso/
Para colaborar con el Archivo enviándonos links o videos accede el archivo y usa el formulario.

Anuncios

“Documentando Autogestion” inicia su itinerancia y va a Zaragoza

 

1200_480_documentandoautogestion

Del 20 al 24 de febrero, la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento en colaboración con la asociación Campo Creativo Cero ponen en marcha el proyecto “Documentando la autogestión”, un taller intensivo de una semana de duración con el que se pretende dar a conocer la autogestión como modelo de organización social, explorar modelos de producción y narrativas de material audiovisual y dotar a los espacios y proyectos autogestionados de herramientas que permitan generar a largo plazo un archivo de estas experiencias y sus procesos.

“Documentando la autogestión” pretende fomentar la documentación audiovisual de estas experiencias, por un lado para normalizarlas a través de medios de comunicación, y por otro para recoger un conocimiento acumulado que no se diluya sin quedar registrado de alguna forma, como herramienta para conservar una parte de nuestra historia contemporánea.

Este proyecto está dirigido a todas aquellas personas interesadas en conocer diferentes formas de documentar las experiencias y proyectos autogestionados de los que forman parte. Entre estas experiencias están los centros sociales, espacios ciudadanos, cooperativas de producción, de consumo o de servicios con buen nivel de autogestión (industria, enseñanza, artes, vivienda, etc), centros culturales o de vivienda ocupados o en diversos tipos de cesión de uso, espacios patrimoniales reapropiados para la ciudadania, grupos de crianza, iniciativas solidarias, asociaciones vecinales, laboratorios y grupos de makers, etc.

Leer más aquíaquí.

Como ya publicamos en la web, en mayo y junio del 2016 realizamos la primera edición de “Documentando autogestión” en Intermediae de Matadero-Madrid. ver aquí

El próximo mes de febrero será la segunda edición en Zaragoza, concretamente en Etopía, gracias al apoyo de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento.

El curso/taller será dinamizado por Juanjo Díaz, coordinador de proyectos en Campo Creativo Cero y promotor de Documentando Autogestión. Trabaja desde la psicología social y comunitaria, la intervención cultural, la creatividad y el enfoque de la gestalt.

Todo el material de trabajo generado en los coloquios y grupos de trabajo, así como los materiales audiovisuales presentados por los diversos colectivos pasará a nutrir el Archivo de Documentación Audiovisual sobre Autogestión que Campo Creativo Cero se ocupa de mantener y poner a libre disposición de tod@s.

Conclusiones de los coloquios sobre la documentacion audiovisual de experiencias autogestionadas: “Documentando autogestión”

Estas son las notas de sesiones tomadas durante los coloquios de “Documentando Autogestión”, las jornadas audiovisuales que hemos realizado en Intermediae de MataderoMadrid los dias 27, 28 de abril y 1,2 de junio.

Aqui el programa completo

Tras el visionado de diversos materiales audiovisuales (cada sesion un material corto (o clip) de función comunicacional o testimonial y un documental largo de tipo cinematográfico), realizamos un coloquio con representantes de diversas experiencias y realizadores audiovisuales, profesionales o aficionad@s. Estos grupos de reflexion nos permitieron analizar las obras presentadas, compartir experiencias e ir definiendo una serie de puntos a tener en cuenta cuando documentamos.

Las notas estan en el orden en que se recogieron, para reflejar las derivas de la reflexion colectiva. Para hacerlas mas legibles les hemos dado algo de estilo procurando ceñirnos a lo alli expresado.

documentando autogestion intermediae 2016

Los días 27 y 28 de abril tratamos la documentacion de experiencias de centros sociales, co-housing, comunidades, … de tipo institucional o particular, en regimen de cesión o alquiler o propiedad, y autogestionadas con diversos modos organizativos y de participacion.

Día 27 de abril:

Los documentales pueden mostrar facetas parciales de los espacios y experiencias, dejando otras sin exponer. Pueden faltar testimonios, archivos, contextualizaciones, etc

Para facilitar la realización de estos documentos audiovisuales (av) es importante que los espacios sociales u otras experiencias autogestionadas dispongan de material de archivo, tanto de su propio proceso como de campañas o incluso del entorno en que están situados.

Una manera de que cada espacio tenga recopilado su propio material, e incluso en proyectos transversales, es utilizar formatos de docuweb, donde se archivan documentos listos para el visionado, y más o menos contextualizados: los videos, fotos o audios de cada experiencia, a lo largo del tiempo.

Es importante que los documentos estén datados, porque los procesos pueden ser largos y las experiencias atravesar por momentos muy diferentes. La contextualización temporal es fundamental.

En el binomio documental-reportaje sobre realidades sociales nos encontramos con obras muy diferentes. Según criterios generales, el reportaje nos da información,datos, perspectivas, opiniones, etc que recogen lo que ocurre en un momento dado o nos da una visión histórica, más o menos objetiva. En cierto tipo de documentales se tiene una visión más subjetiva de su creador que intenta transmitir una idea o un discurso, o recoger un aspecto singular con sus significados.

En las experiencias de colectivos, está la dificultad de grabar asambleas. en parte por la legalidad de los espacios, en parte por los contenidos tratados, en parte por la privacidad de las personas, etc Respecto a este último aspecto, un material audiovisual puede verse en un espacio-tiempo en que la identidad social e imagen pública de una persona puedan verse comprometidas especialmente por sacarlas del contexto en que se grabó el audiovisual.

Podríamos hablar de “escenas invisibles” en las asambleas o grupos de trabajo, situaciones evitadas en la generalidad de los documentos audiovisuales sobre autogestión, en particular las referidas a conflictos serios e incluso comportameintos agresivos o violentos.

Partiendo de la propia experiencia del coloquio, algunso asistentes comentan que al volver a ver documentos grabados hace tiempo con personas que fueron protagonistas en su momento, aunque no aparezcan en los propios documentos, se dan “procesos recursivos”; se vuelve a retomar la experiencia, pasado el tiempo y en otras condiciones sociales, relacionales y personales.

Distinguimos tres tipos de estrategias discursivas:

  • la de hacer un guión previo, planificado, y acercarse a la experiencia y documentarla,
  • la de participar en la experiencia documentando y construyendo un guión sobre la marcha
    la de recopilar brutos grabados de forma independiente y/o con diversas intencionalidades y a partir de eso construir un guion; cabe aquí el trabajo con materiales ya editados con otros fines.

En algunas obras se aprecia una indefinición en el lenguaje y los contenidos que puede asociarse a una falta de planteamientos sobre a quién van dirigidas. en algunas circunstancias se considera importante definir antes un público al que se dirige la obra.

En algunos casos nos encontramos con trabajos av que han sido hechos desde un “time o site specific”, es decir obras para exponerse en un determinado espacio o evento o contexto expositivo determinado. En otros casos son obras “acontextuales”

Algunos espacios cuentan con cámaras de seguridad u otros dispositivos audiovisuales de vigilancia, y esto nos abre la perspectiva de documentar la autogestión y sus contextos desde el “cine-ojo”. A veces simplemente son cámaras instaladas ad hoc para un evento que registran lo que ocurre en su campo de vision-audicion.

Muchos materiales av existentes se centran en los espacios, las actividades, incluso los “personajes”. Se ve interesante explorar como objeto documental los modos de relación que se dan en estas experiencias, entre los colectivos, en la dinámica asamblearia, con el entorno de los espacios (como vecinos, comercios o bares, etc).

Los centros de autogestión ya no se justifican hoy día como espacios de producción cultural, esto fue algo nuevo que tuvo un momento histórico en el devenir de la ciudad y los movimientos sociales. Una vez que esto se realizó, han de crecer sus usos y su vida, la documentación ha de enfocarse también a la evolución de estos espacios y marcos de experiencias.

Se plantean algunas ideas a futuro, una especie de semillero de motivos documentales bajo al premisa de “estaría bien ahcer…”. Se plantea como ejemplo Tabacalera (madrid) 20 años después, el espacio, los colectivos y las gentes que en su dia iniciaron el proyecto y lo desarrollaron en sus primeros años. Se habla también de que algunos espacios se han documentado desde diversos ángulos, siempre en positivo y en lo que se ha logrado, pero hasta ahora no se han enfocado los aspectos de fracaso, y  en concreto se menciona Tabacalera como fracaso.

dia 28 de abril:

Se plantea la necesidad de coherencia entre los propósitos del documentalista y los intereses de las entidades de gestión de los espacios.

Se vuelve a incidir en el tema de la privacidad de la imagen personal y en particular se debate sobre el hecho de que se vean las caras. Se plantea la conveniencia (incluso requisito si hay un permiso de grabación) de pixelarlas. Se insiste en las posibles consecuencias negativas de registrar la imagen personal, que pueda verse después fuera de contexto, y a lo largo del tiempo.  

Hay varios planteamientos sobre la pertinencia, o no, de requerir permisos de grabación dentro de los espacios o de algunas actividades realizadas en los mismos. Se formulan preguntas sobre la regulación de grabaciones: quien regula y como, los procedimientos para conceder permisos,…

Se plantea también que la cesión de derechos de imagen este sujeta a una valoración incluso económica, tanto para grabar el espacio como para entrevistar a miembros de los colectivos, etc. Se cobra por acceder, por tener un@ acompañante durante la visita, por dedicar tiempo a una entrevista, etc. Se distinguen distintos tipos de  documentalistas, y si sus finalidades son de ayuda a los espacios/colectivos. Se venden los derechos de imagen o de información propia (histórico). Todos estos factores pueden influir en la valoración.

Como caso aparte se debate sobre los periodistas y la realización de reportajes para medios de tv, diarios digitales, etc. Se discute sobre el estilo y contenido informativo, sobre condiciones que se puedan poner como pago de derechos, visionado previo de los reportajes, etc

Surge el tema de que en los documentos realizados desde los propios colectivos o por documentalistas ajenos al colectivo pero afines a sus valores, se tiende a utilizar lenguajes endogámicos, discursos como lugares comunes, que sirven a los propios colectivos y afines pero que no llegan a un público general. Entonces se plantea la necesidad de definir previamente el público al que se dirigen, tema que ya se trato tambien el dia 27.

En relación a esto se comenta cómo existe una gran diversidad de aceptación en los medios generalistas, canales de distribución, cadenas tv, donde hay público para todo, unos que puedan sentirse afines y otros no. Por lo mismo se plantea que un discurso demasiado general, demasiado neutro, puede no profundizar demasiado.

Se considera necesario trabajar con los tópicos sobre la gente que se va a vivir al campo, o sobre las idealizaciones de vivir en comunidad, etc. Básicamente se propone deshacer estereotipos y mostrar las experiencias desde multiples angulos.

A propósito de los materiales presentados por algunos colectivos presentes en el coloquio, se introduce la pregunta sobre el papel que juega el documental (u otros formatos) al verlo por los propios miembros de la comunidad que se documenta. Se plantea el tema del efecto positivo del espejo av, al verse personas o colectivos en un reportaje.

A partir de algunas experiencias audiovisuales concretas se habla del estilo de documental participado en la línea de “cine sin autor”. También se menciona una experiencia que surgio espontánea consistente en la documentación reciproca de un colectivo con otro.

Se revisita el diálogo sobre diversos modos de acercarse a la realización documental, desde el lado del documentalista. Se comenta el modus operandi de ir grabando y decidir luego qué hacer en el montaje.

Tratamos de forma especial el caso del documentalista que convive en el espacio y con la comunidad. Contamos con los testimonios de varios realizadores que han convivido en visitas cortas o en estancias de larga duración (a veces parte de becas o como miembros invitados o residentes), y otras veces son miembros estables de la comunidad que se interesan por la realización audiovisual.

documentando autogestion intermediae 2 2016

Los días 1 y 2 de junio nos centramos en experiencias autogestionadas de centros sociales, o de vivienda, o educativas, todas en regimen de ocupacion con mayor o menor sustrato sociopolitico.

dia 1 de junio

Hablamos de un  estilo de realización documental, el del cine pobre, sin recursos; un equipo reducido a una o dos personas, una cámara y si acaso un micro auxiliar. Este modelo de realización es muy poco invasivo, apenas introduce elementos extraños en el set-natural.

El clima de confianza se consigue con un acercamiento respetuoso del documentalista. Los entrevistados son ante todo personas. Es un estilo humanista en el que se busca un dialogo enriquecedor para ambos, el entrevistador y el entrevistado. Esto hace que los entrevistados se abran en un clima de sinceridad y dialogo.

Preguntándonos por que hay tan pocos documentos audiovisuales realizados o promovidos por los propios colectivos, se plantea la precariedad de muchas de las experiencias de okupacion, el estar continuamente al borde de la desaparición.

Dentro de este ambiente de incertidumbre encontramos un valor de permanencia en documentar pequeños procesos de actividades realizados entre tod@s. Experiencias que tienen una vida perecedero pero que pueden quedar registrados como fragmentos de un relato colectivo.

Se mencionan momentos en algún colectivo en que han expuesto materiales en bruto para verlos con los compañer@s, sin narración ni estructura salvo la espontánea de las tomas. Muchas de estas grabaciones no serian publicables por sus contenidos y por la propia seguridad de sus protagonistas. Sin embargo encontramos que esta práctica, que por su definición no podría engrosar un archivo público, tiene un sentido muy importante para reforzar la identidad y la pertenencia (aunque liquida), de los colectivos. Son, tal como se mencionaba en otras sesiones previas, un elemento valioso de autoreflexion.

Volviendo en el coloquio a conceptos como el de identidad, se comenta que cuando se han hecho visionados con los protagonistas de los trabajos documentales y otras personas de los colectivos, éstos se ven reflejados y se reconocen a sí mismos en la estética general, en los graffities, la musica, etc Y también en otro orden de contenidos y de mensajes, en los discursos de los protagonistas. Es un factor de auto-representación.

dia 2 de junio

En este día la programación evoca en cada uno de los documentos proyectados dos estados de animo bien diferenciados.

Respecto al clip “Esta es una plaza” los comentarios sobre la impresión al verlo se refieren a un lugar de silencio en el bullicio de la ciudad, a que es un lugar que emana silencio y tranquilidad. Este es precisamente uno de los valores sociales y ciudadanos que aporta “Esta es una plaza” y se reconoce que el mensaje esta muy bien expresado a través de las imágenes, el ritmo, los sonidos de ambiente, la musica, etc o sea la narrativa audiovisual

También se señalan las escenas de musica y de gente haciendo música, ya que es un lugar donde se organizan conciertos. Ya que ésta es una actividad importante y de confluencia en el espacio se resalta el valor del clip para mostrar lo que se hace en la plaza.

Se destacan otros valores que se muestran en las escenas como la convivencia de vecinos y ciudadania en general, la interculturalidad, y el encuentro intergeneracional.

Los comentarios tras el visionado de “Temps de Can Vies” tienen otro tono y contenidos aunque seguimos en la disposición a un análisis sobre su contenido.

Se destaca que el documental recoge diversas voces de los vecinos, con ecuanimidad y mostrando la diversidad de opiniones y actitudes.

Se valora muy positivamente que a pesar de registrar conflictos de calle no es nada escabroso como suele ocurrir en algunos reportajes periodísticos habituales en medios.

Se abre un intercambio de opiniones sobre el tema de cómo representar la violencia. Como aportar realidad y cómo no caer en el sensacionalismo. Al mismo tiempo hablamos de como registrarlo con seguridad para los actores y los documentalistas.

Destacamos este documental, y otros por extensión, como instrumentos de activismo, que sirven para reunir familias de detenidos, obtener fondos para una caja de apoyo a gastos judiciales, etc El realizador nos cuenta diversas experiencias en esta linea.

Se valora este caso y se extraen criterios sobre la función de un documental extenso como elemento de organización de la información, a veces dispersa en varios trabajos de distintas fuentes y con diversas intencionalidades.

Entre otras funciones se destacan las imágenes como elemento de defensa de los detenidos por un lado y de acusaciones sobre la violencia policial, o sobre agentes desestabilizadores por otro. Muchas veces son pruebas en procesos judiciales. Y tambien en denuncias publicas a través de medios.

Este debate nos lleva a tema de la Ley “mordaza” y a la penalización de las grabaciones de escenarios, acciones y agentes policiales. Y a  las detenciones, multas, etc por este motivo.

En otro sentido se abordan las grabaciones de los cuerpos de seguridad, tanto de dispositivos fijos como de agentes camuflados. Hablando de esto se comenta la existencia de problemas para grabar cuando a los documentalistas no se les conoce en el entorno de la okupación, sobre todo si son acontecimientos conflictivos.

Como ejemplo audiovisual interesante se mencionan algunas imágenes, conocidas por su aparición en rrss, provenientes de cámaras de seguridad, siendo un tratamiento audiovisual en la linea del cine-ojo ya tratado en otro coloquio previo.

Llegado el tiempo de ir cerrando el coloquio revertimos la deriva de los asuntos y nos centramos finalmente en la necesidad de crear y difundir documentos que generen imagen positiva sobre el movimiento okupa.

IMG_0839

Este proyecto de investigación de Campo Creativo Cero, dirigido por Juanjo Díaz,  pretende indagar en los procesos de autogestión y crear recursos de libre acceso sobre este sistema de organización social. El proyecto se plasma en la creación del Archivo de Documentación Audiovisual sobre Autogestión y la creación colectiva de una serie de elaboraciones conceptuales y de tipo práctico acerca de la documentación de   estas experiencias.

Para consultar el archivo en progreso: 

https://campocreativocero.wordpress.com/proyectos/autogestion/documentando-autogestion-archivo-en-progreso/

Para colaborar con el Archivo enviándonos links o videos.

 

 

Reflexiones colectivas sobre la documentacion audiovisual de experiencias autogestionadas

Estas son las notas de sesión tomadas durante el primer modulo de “Documentando Autogestión”, las jornadas audiovisuales que estamos realizando en Intermediae de MataderoMadrid.

Aqui el programa completo

Tras el visionado de diversos materiales audiovisuales (un documental largo de tipo cinematográfico y algunos otros materiales cortos (o clips) de función comunicacional o testimonial, realizamos un coloquio con representantes de diversas experiencias y realizadores audiovisuales, profesionales o aficionad@s. Este grupo de reflexion nos permite analizar las obras presentadas, comaprtir experiencias e ir definiendo una serie de puntos a tener en cuenta cuando documentamos.

Estas notas sacadas de lso dias 27 y 28 de abril nos sirven de momento como texto preparatorio para el segundo modulo que realizaremos los días 1 y 2 de junio.

Posteriormente publicaremos todas las reflexiones en un documento final que sirva como guia para documentar adecuadamente las experiencias y procesos de autogestión.

Las notas estan en el orden en que se recogieron, para reflejar las derivas de la reflexion colectiva. Para hacerlas mas legibles les hemos dado algo de estilo procurando ceñirnos a lo alli expresado.

documentando autogestion intermediae 2016

Día 27:

Los documentales pueden mostrar facetas parciales de los espacios y experiencias, dejando otras sin exponer. Pueden faltar testimonios, archivos, contextualizaciones, etc

Para facilitar la realización de estos documentos audiovisuales (av) es importante que los espacios sociales u otras experiencias autogestionadas dispongan de material de archivo, tanto de su propio proceso como de campañas o incluso del entorno en que están situados.

Una manera de que cada espacio tenga recopilado su propio material, e incluso en proyectos transversales, es utilizar formatos de docuweb, donde se archivan documentos listos para el visionado, y más o menos contextualizados: los videos, fotos o audios de cada experiencia, a lo largo del tiempo.

Es importante que los documentos estén datados, porque los procesos pueden ser largos y las experiencias atravesar por momentos muy diferentes. La contextualización temporal es fundamental.

En el binomio documental-reportaje sobre realidades sociales nos encontramos con obras muy diferentes. Según criterios generales, el reportaje nos da información,datos, perspectivas, opiniones, etc que recogen lo que ocurre en un momento dado o nos da una visión histórica, más o menos objetiva. En cierto tipo de documentales se tiene una visión más subjetiva de su creador que intenta transmitir una idea o un discurso, o recoger un aspecto singular con sus significados.

En las experiencias de colectivos, está la dificultad de grabar asambleas. en parte por la legalidad de los espacios, en parte por los contenidos tratados, en parte por la privacidad de las personas, etc Respecto a este último aspecto, un material audiovisual puede verse en un espacio-tiempo en que la identidad social e imagen pública de una persona puedan verse comprometidas especialmente por sacarlas del contexto en que se grabó el audiovisual.

Podríamos hablar de “escenas invisibles” en las asambleas o grupos de trabajo, situaciones evitadas en la generalidad de los documentos audiovisuales sobre autogestión, en particular las referidas a conflictos serios e incluso comportameintos agresivos o violentos.

Partiendo de la propia experiencia del coloquio, algunso asistentes comentan que al volver a ver documentos grabados hace tiempo con personas que fueron protagonistas en su momento, aunque no aparezcan en los propios documentos, se dan “procesos recursivos”; se vuelve a retomar la experiencia, pasado el tiempo y en otras condiciones sociales, relacionales y personales.

Distinguimos tres tipos de estrategias discursivas:

  • la de hacer un guión previo, planificado, y acercarse a la experiencia y documentarla,
  • la de participar en la experiencia documentando y construyendo un guión sobre la marcha
    la de recopilar brutos grabados de forma independiente y/o con diversas intencionalidades y a partir de eso construir un guion; cabe aquí el trabajo con materiales ya editados con otros fines.

En algunas obras se aprecia una indefinición en el lenguaje y los contenidos que puede asociarse a una falta de planteamientos sobre a quién van dirigidas. en algunas circunstancias se considera importante definir antes un público al que se dirige la obra.

En algunos casos nos encontramos con trabajos av que han sido hechos desde un “time o site specific”, es decir obras para exponerse en un determinado espacio o evento o contexto expositivo determinado. En otros casos son obras “acontextuales”

Algunos espacios cuentan con cámaras de seguridad u otros dispositivos audiovisuales de vigilancia, y esto nos abre la perspectiva de documentar la autogestión y sus contextos desde el “cine-ojo”. A veces simplemente son cámaras instaladas ad hoc para un evento que registran lo que ocurre en su campo de vision-audicion.

Muchos materiales av existentes se centran en los espacios, las actividades, incluso los “personajes”. Se ve interesante explorar como objeto documental los modos de relación que se dan en estas experiencias, entre los colectivos, en la dinámica asamblearia, con el entorno de los espacios (como vecinos, comercios o bares, etc).

Los centros de autogestión ya no se justifican hoy día como espacios de producción cultural, esto fue algo nuevo que tuvo un momento histórico en el devenir de la ciudad y los movimientos sociales. Una vez que esto se realizó, han de crecer sus usos y su vida, la documentación ha de enfocarse también a la evolución de estos espacios y marcos de experiencias.

Se plantean algunas ideas a futuro, una especie de semillero de motivos documentales bajo al premisa de “estaría bien ahcer…”. Se plantea como ejemplo Tabacalera (madrid) 20 años después, el espacio, los colectivos y las gentes que en su dia iniciaron el proyecto y lo desarrollaron en sus primeros años. Se habla también de que algunos espacios se han documentado desde diversos ángulos, siempre en positivo y en lo que se ha logrado, pero hasta ahora no se han enfocado los aspectos de fracaso, y  en concreto se menciona Tabacalera como fracaso.

dia 28

Se plantea la necesidad de coherencia entre los propósitos del documentalista y los intereses de las entidades de gestión de los espacios.

Se vuelve a incidir en el tema de la privacidad de la imagen personal y en particular se debate sobre el hecho de que se vean las caras. Se plantea la conveniencia (incluso requisito si hay un permiso de grabación) de pixelarlas. Se insiste en las posibles consecuencias negativas de registrar la imagen personal, que pueda verse después fuera de contexto, y a lo largo del tiempo.  

Hay varios planteamientos sobre la pertinencia, o no, de requerir permisos de grabación dentro de los espacios o de algunas actividades realizadas en los mismos. Se formulan preguntas sobre la regulación de grabaciones: quien regula y como, los procedimientos para conceder permisos,…

Se plantea también que la cesión de derechos de imagen este sujeta a una valoración incluso económica, tanto para grabar el espacio como para entrevistar a miembros de los colectivos, etc. Se cobra por acceder, por tener un@ acompañante durante la visita, por dedicar tiempo a una entrevista, etc. Se distinguen distintos tipos de  documentalistas, y si sus finalidades son de ayuda a los espacios/colectivos. Se venden los derechos de imagen o de información propia (histórico). Todos estos factores pueden influir en la valoración.

Como caso aparte se debate sobre los periodistas y la realización de reportajes para medios de tv, diarios digitales, etc. Se discute sobre el estilo y contenido informativo, sobre condiciones que se puedan poner como pago de derechos, visionado previo de los reportajes, etc

Surge el tema de que en los documentos realizados desde los propios colectivos o por documentalistas ajenos al colectivo pero afines a sus valores, se tiende a utilizar lenguajes endogámicos, discursos como lugares comunes, que sirven a los propios colectivos y afines pero que no llegan a un público general. Entonces se plantea la necesidad de definir previamente el público al que se dirigen, tema que ya se trato tambien el dia 27.

En relación a esto se comenta cómo existe una gran diversidad de aceptación en los medios generalistas, canales de distribución, cadenas tv, donde hay público para todo, unos que puedan sentirse afines y otros no. Por lo mismo se plantea que un discurso demasiado general, demasiado neutro, puede no profundizar demasiado.

Se considera necesario trabajar con los tópicos sobre la gente que se va a vivir al campo, o sobre las idealizaciones de vivir en comunidad, etc. Básicamente se propone deshacer estereotipos y mostrar las experiencias desde multiples angulos.

A propósito de los materiales presentados por algunos colectivos presentes en el coloquio, se introduce la pregunta sobre el papel que juega el documental (u otros formatos) al verlo por los propios miembros de la comunidad que se documenta. Se plantea el tema del efecto positivo del espejo av, al verse personas o colectivos en un reportaje.

A partir de algunas experiencias audiovisuales concretas se habla del estilo de documental participado en la línea de “cine sin autor”. También se menciona una experiencia que surgio espontánea consistente en la documentación reciproca de un colectivo con otro.

Se revisita el diálogo sobre diversos modos de acercarse a la realización documental, desde el lado del documentalista. Se comenta el modus operandi de ir grabando y decidir luego qué hacer en el montaje.

Tratamos de forma especial el caso del documentalista que convive en el espacio y con la comunidad. Contamos con los testimonios de varios realizadores que han convivido en visitas cortas o en estancias de larga duración (a veces parte de becas o como miembros invitados o residentes), y otras veces son miembros estables de la comunidad que se interesan por la realización audiovisual.

documentando autogestion intermediae 2 2016

Este proyecto de investigación de Campo Creativo Cero, dirigido por Juanjo Díaz,  pretende indagar en los procesos de autogestión y crear recursos de libre acceso sobre este sistema de organización social. El proyecto plasma en la creación del Archivo de Documentación Audiovisual sobre Autogestión y la creación colectiva de una serie de elaboraciones conceptuales y de tipo práctico acerca de la documentación de   estas experiencias.

Para colaborar con el Archivo